6.00€

Perros sueltos
[Libro]

Perros sueltos
Emilio Gómez Barroso.

Como si la cuna original se hubiera perdido en la ausencia de la cruda memoria...

¿Quién duda de que el niño al fin y al cabo es el padre del hombre?

¿No es la esencia del padre no haber hecho lo suficiente por el hijo?

¿Qué es hacer lo suficiente?

No hace falta llenar de metáforas el principio de un texto abierto que intenta ligar una procedencia arrabalera y aluvional con la pérdida esencial que supone el periplo obligado por la cultura.

El arrabal que vivimos, el balón rodado al lado del caradura de tu mismo portal, la educación, las aspiraciones que pusieron sobre uno, se sobreponen a la memoria y a la intensidad del Juego que unas veces nos evadía y otras veces nos hacía llorar. Dice Pichuco: -Alguien dijo una vez que yo me fui de mi barrio; cuándo, pero cuándo, si siempre estoy llegando...

La realidad se ha llenado de letras, letras de consumo, intentos de adoctrinamiento, universidad y libros viejos. Pero hay siempre una deudo con esas letras, metidas en la carne, que se transmitieron sin querer, que funcionan más allá de la intención de tos que te precedieron y que aparecieron sin ningún otro propósito que recordarte el lugar donde estás, el lugar desde el que suenas, y no aquél que una aspiración social ha cubierto de polvo y pereza.

¿De qué realidad y a qué nos despierta el sueño?

Corazones blindados/ Fulminantes, 12/2016.
15x10,5cm. Rústica con solapas. 100 págs.

Comentarios
Categorías
Búsqueda Rápida
0 artículos
Editorial
-Otros títulos
Editoriales
Compartir
Compartir vía Correo Electrónico Compartir con Facebook