Cultura Libertaria

Cultura Libertaria

publicación anarquista

[Reseña] Autobiografía de Manuel Martínez

Autobiografía de Manuel Martínez
Eduardo Romero
Pepitas de Calabaza 2019

De Eduardo Romero conocíamos ya algunos de sus trabajos sobre inmigración, neocolonialismo, explotación de recursos y otras dimensiones opresivas del capitalismo moderno, pero sobre todo su novela En mar abierto, crónica narrada de las condiciones de vida de inmigrantes en la península, terrible y crudo recuento de historias personales forzosamente silenciadas por los medios gubernamentales.
Siguiendo la estela de esta primera novela, se presenta ahora la reconstrucción biográfica de Manuel Martínez, personaje emblemático de una generación que vivió y padeció en sus carnes el franquismo recorriendo todas sus instituciones de encierro, intentando saltar los muros de una sociedad agonizante que, al mismo tiempo, no estaba dispuesta a aflojar fácilmente su mandato autoritario y brutal.
En efecto, la historia de Martínez-Romero es una historia de muros, castigos, celdas, furgones, ventanas enrejadas… es la historia de una locura. La locura de querer ser libre en una sociedad que te cierra todas las puertas (en especial la de la mazmorra que te aprisiona). Por otro lado, lo sórdido y triste de todo lo que se cuenta en este librito no deja de tener su lado apasionante. ¿Cómo un simple muchacho de barrio pobre que se busca la vida en condiciones dificilísimas llega a ser un militante convencido de la libertad ? Esa es una de las preguntas que esta crónica intenta responder. Hay que recordar que en aquellos lejanos años setenta el debate sobre política y delito cobraba todo su sentido : las cárceles estaban llenas de presos condenados por su actividad política que se mezclaban con simples presos condenados por delitos comunes. En pocos años la dicotomía presos comunes/presos políticos estallaría : las barreras entre lo político y lo criminal se volvían difusas en una sociedad, la franquista y la posfranquista, que condenaba a la reclusión, a la tortura y a la muerte a casi todo lo que se movía… ¿Ha cambiado hoy la situación ? Esa es otra historia pero lo importante de este libro es que no intenta dar lecciones de filosofía política. No se trata de una lucubración sobre las virtudes del lumpen, ni de una explicación sistemática sobre la toma de conciencia de un « peligroso social ». El libro deja hablar en primera persona, sin intervenir en lo que se describe por lo que la narración toma un gran valor como testimonio sincero, desgarrado pero con su pizca de humor y de humanidad solidaria.
El estallido de los presos en lucha a finales de los años setenta constituye uno de los hitos de la cultura contestataria de la Transición, uno de sus hitos más dramáticos e intensos. Pero, al igual que de otras cosas, los de hoy sabemos poco de esta historia. En ese sentido el testimonio de Manuel Martínez, en la reconstrucción de Romero, es también valioso porque nos trae a la memoria hechos de una enorme importancia y gravedad. Tanto más porque la memoria de estas rebeliones ha sido enterrada por la historia oficial.
En ese aspecto el libro de Martínez y Romero, dos voces que se confunden en una narración única y veraz, rescata para la memoria un episodio que seguirá resonando mientras existan cárceles, alambradas, Estados y anhelos de una vida libre.

José Ardillo

Deja un comentario